SOS ¿Cómo puedo saber si soy propenso a padecer alopecia?

estres-paciente

Uno de los mayores miedos de una persona es que se le caiga el pelo y empiece a sufrir alopecia, llegando en ocasiones a quedarse calvo.

Cuando esto pasa, una de las primeras cuestiones que se nos viene a la cabeza es la causa de este problema, así como analizar los medios que están a nuestro alcance para frenar esto y acabar con el problema de raíz.

 

Los factores genéticos y hábitos son las causas de la caída del cabello más frecuentes

El número de trasplantes capilares se ha multiplicado en los últimos años a nivel mundial. Pero antes de llegar a realizarnos uno, ¿qué podemos hacer?

Para empezar a abordar esta cuestión, lo primero que tenemos que saber es si nos encontramos en el grupo propenso a padecer alopecia, así como las causas de la caída del cabello. Es cierto que, en ocasiones, debido a la genética, la única forma de solucionar un problema de este tipo es mediante un injerto capilar. Sin embargo, algo sumamente importante a alcanzar antes de la realización del injerto capilar es la estabilización de la caída.

La alopecia androgenética tiene una mayor influencia sobre los varones, y sus efectos se hacen notar principalmente hasta los 40-45 años de edad del paciente. Hasta esa edad, la medicación es la única herramienta que frena los efectos de la hormona DHT sobre el cabello. Dentro de la medicación, contamos con dos tipos de medicamentos a considerar, por un lado los bloqueadores de la enzima 5 alfa reductasa que es la responsable de la generación de DHT, como son el Finasteride y el Dutasteride; y por otro lado, el Minoxidil un vasodilatador que favorece una mejor nutrición para los folículos.

Además de las causas genéticas hay otras que están más enfocadas en nuestros hábitos de consumo, trabajo, alimentación o estados pasajeros, siendo muy fácil caer en ella. Antes de realizar un injerto capilar debemos saber si somos propensos a padecerla así como la causa.

 

¿Qué personas son más propensas a sufrirlo?

 

  • Personas con estrés extremo.

Todo el mundo se ha enfrentado en algún momento a una situación de estrés. Algunos por un corto período de tiempo y otros lo hacen su compañero de vida. Cuidado con esto, que no significa que si estás pasando por una situación personal estresante, tengas que realizarte un injerto capilar en poco tiempo. Para que esto suceda, el estrés debe ser muy fuerte y prolongado, empezando por una caída del cabello (que va en aumento), manifestándose de dos formas diferentes:

  • Paciente-estresEfluvio telogénico: cuando estamos expuestos a situaciones de estrés muy fuerte, nuestros folículos capilares son impulsados a una fase de descanso, saltándose la fase de crecimiento del cabello y cayéndose de manera natural. Por lo general, las personas que sufren alopecia por estrés no suelen darse cuenta del causante del problema, ya que, aunque estés viviendo una situación de estrés, no es hasta pasado 3 meses cuando empiezan a aparecer los primeros síntomas. Debemos pensar en lo que pasó hace unos meses para saber si nuestra alopecia se debe al estrés. Si es así, es una alopecia totalmente reversible con el tiempo.
  • Alopecia areata: Hay ocasiones en las que el sistema inmune ataca a folículos capilares sanos. Puede ser provocado por diversos factores, siendo una de ellos el estrés. En esta enfermedad se caen mechones de pelo, apareciendo y haciéndose notar los primeros huecos sin pelo. Es algo impredecible, por lo que asegurar su crecimiento sería mentir, aunque en muchas ocasiones vuelve a crecer.

 

  • Tricotilomanía.

Es un comportamiento asociado al estrés, aunque también puede tratarse de trastornos psicológicos más profundos. La persona que se encuentra en esta situación se arranca el cabello compulsivamente sin que exista ninguna crisis nerviosa aparente. Este comportamiento debe ser controlado lo antes posible, ya que si una persona se arranca el cabello de la misma zona varias veces, posiblemente la única forma de volver a tener pelo en dicha zona, sea mediante un injerto capilar.

 

  • Mujeres embarazadas, que ya han dado a luz o que tienen la menopausia y padecen cambios hormonales.

mujer-embarazadaLas hormonas pueden jugarnos una mala pasada, convirtiéndose en una de las causas de la caída del cabello. Durante el embarazo, estas alcanzan niveles sorprendentes en la mujer, haciendo que el cabello se vea fuerte y radiante. Tras el nacimiento del bebé, el cabello vuelve a caerse y muchas mujeres alcanzan elevados grados de estrés. Esto hace que su pelo se caiga por partida doble. Pero no debéis preocuparos, todo el pelo que no se ha caído durante el embarazo se caerá después del parto. En este caso, habría que analizar la situación y ver su evolución. En el plazo de seis a ocho meses ya debería empezar a crecer normal. El injerto capilar dependerá de si se va restableciendo.

Otro factor que afecta a las mujeres es la menopausia. El cabello se vuelve mucho más fino, haciendo que algunas mujeres puedas sufrir alopecia. Aquí, lo primero que tenemos que hacer es acudir al ginecólogo y al dermatólogo para que analicen la situación y poder evaluar si lo más convenientes es llevar a cabo un injerto capilar.

 

  • Personas con malos hábitos alimenticios.

Puede que hayas sufrido alopecia por alguno de los motivos mencionados anteriormente y hayas podido solucionarla sin necesidad de un injerto capilar, pero esto no quiere decir que no te pueda volver a pasar si no cuidas tu alimentación. La comida y los complejos vitamínicos son las únicas fuentes de nutrientes que recibimos. Por ello, deberíamos injerir comida variada y sana rica en frutas, verduras, proteínas y lácteos. También debemos evitar el tabaquismo para lograr que nuestro cabello se vea sana y radiante.

 

  • Personas con altos niveles de testosterona.

Cuando existen elevados niveles de testosterona en los hombres, el cabello se vuelve más fino y su bulbo muere, llegando a padecer alopecia. Los factores determinantes aquí son la edad y la genética. En este caso la solucionar pasa por un trasplante o injerto capilar.

 

Después de conocer algunas de las causas de la caída del cabello, así como las personas más propensas de padecerla, ¿crees que eres propenso a sufrir alopecia? ¿A qué esperas para poner solución?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *