Alopecia Retrógrada y Trasplante Capilar

Estimado lector, si te encuentras leyendo este post, probablemente estés interesado en aprender más sobre la pérdida de cabello y cómo encontrar una solución para ello. No vamos a hablar de la conocida Alopecia Androgénica (AGA) sino de un tipo específico de alopecia:  la Alopecia Retrógrada, que se diferencia de la anterior por tener un patrón diferente.

El por qué y el cómo de la caída del cabello son bien conocidos. Estamos familiarizados con el hecho de que la pérdida de cabello ocurre en ambos sexos de manera diferente, ya que no solo somos genéticamente diferentes, sino que también producimos diferentes tipos y cantidades de hormonas.
En los hombres la hormona que provoca la alopecia es la testosterona, aunque la verdadera causa hay que buscarla en la relación de ésta, con la enzima 5-alfa-reductasa.
Cuando esta enzima se une a la testosterona libre, crea la hormona Dihidrotestosterona (DHT), que tiende a debilitar el cabello hasta llegar a miniaturizarlo.

Hablamos, de hecho, en general de alopecia androgénica, pero esta toma diferentes nombres según el sexo del/la paciente y esto les afecta de manera diferente según las áreas involucradas.

¿QUÉ ES ALOPECIA RETRÓGRADA? 

La alopecia retrógrada es, quizás, una de las formas menos conocidas de alopecia androgenética, probablemente porque afecta solo al 5-10% de las personas afectadas por AGA.

Esta forma de alopecia es menos conocida ya que tiene menos impacto tanto visual como estético. Lo que caracteriza a este tipo de alopecia son las zonas que se ven afectadas por ella: la zona occipital inferior del cuero cabelludo y las dos zonas parietales sobre las orejas y en ocasiones incluso las patillas.

Quiero recibir más información

QUÉ DIFERENCIAS HAY ENTRE ALOPECIA RETRÓGRADA Y ALOPECIA ANDROGENÉTICA?

La diferencia sustancial entre la alopecia retrógrada y la alopecia androgenética (AGA) «clásica», viene dada por las zonas donde el cabello se encuentra miniaturizado. Este fenómeno, y la consiguiente caída, se inicia desde la base del cuello, procediendo hacia arriba (por este motivo, en ocasiones también denominada “alopecia vertical”) y/o en las dos zonas parietales alrededor de las orejas. Este patrón difiere del de AGA, donde la caída comienza desde la parte frontal del cuero cabelludo, con el retroceso de la línea de entradas y con la caída del cabello en la parte central del cuero cabelludo hasta la zona de la coronilla.

CÓMO IDENTIFICAR SI ESTÁS SIENDO AFECTADO POR  UNA ALOPECIA RETRÓGRADA? 

Evidentemente este tipo de alopecia,  no es tan visible como el de la clásica calvicie de patrón masculino: cuando nos miramos en el espejo normalmente nos vemos abocados a mirar lo que se nos presenta frente a nosotros y sobre todo a cualquier miniaturización en cuanto a la línea de entradas. A menos que alguien más señale esta miniaturización en la parte de atrás, es muy difícil que prestemos atención a esta eventualidad.

Si somos especialmente cuidadosos con nuestro cabello tanto por motivos personales como de imagen, y queremos estar siempre seguros de nuestro aspecto, es recomendable consultar periódicamente a un dermatólogo o un tricólogo (un dermatólogo que tuvo la oportunidad de estudiar específicamente el cabello y todos los problemas relacionados con ello).

El médico en cuestión, a través de un examen específico (tricoscópico) es capaz de examinar el cuero cabelludo en detalle y buscar cabellos miniaturizados en las diferentes partes del cuero cabelludo.

¿QUÉ HACER SI HAS SIDO DIAGNOSTICADO CON  ALOPECIA RETRÓGRADA? 

Los tratamientos para combatir y, por tanto, bloquear este tipo de alopecia insidiosa, son exactamente los mismos que para combatir y bloquear la caída en la parte superior del cuero cabelludo:
Finasteride, Dutasteride, Minoxidil, LLLT (terapia con láser de baja intensidad) y PRP (Plasma rico en plaquetas).

Quiero recibir más información



Aunque estos tratamientos solo darían la posibilidad de frenar la caída en esas zonas, mejorando además el aspecto visual, no suponen una cura definitiva (es un tratamiento, no una cura).
Como es bien sabido, este tipo de tratamientos son temporales, y los beneficios asociados a ellos se mantienen mientras se utilicen y finalizan cuando decidimos suspenderlos: por desgracia no luchamos contra un virus, sino contra algo que está arraigado en nosotros genéticamente hablando, y para el que no existe una cura definitiva.

¿CUÁLES SON LOS PROBLEMAS DE LA ALOPECIA RETRÓGRADA RESPECTO AL TRANSPLANTE CAPILAR? 

Evidentemente, al igual que ocurre con otras formas de alopecia androgénica, el impacto visual depende de la agresividad con la que afecte a las citadas zonas.
Sin embargo, el gran problema que trae consigo la alopecia retrógrada en los pacientes que quieren someterse a un trasplante capilar, es que básicamente, reduce la superficie de la zona donante.
Debe quedar claro que ambas zonas involucradas en la alopecia retrógrada son a la vez, dos zonas muy importantes del área donante:
1) la nuca es el lugar de donde normalmente se extraen la mayor cantidad de injertos para implantar en las áreas donde se ha producido la caída;

2) los lados del cuero cabelludo, arriba de las orejas, en la región temporal lateral, son los que se utilizan normalmente para reconstruir la línea del cabello (en estas 2 zonas parietales es posible encontrar la mayor cantidad de folículos de un solo cabello).

Por lo dicho hasta ahora a la hora de analizar el cuero cabelludo de un paciente que pretende someterse a un trasplante capilar, no basta con centrarse solo en el estudio de la parte frontal del cuero cabelludo, del cuero cabelludo medio y de la coronilla  para hacerse una idea de cómo podría evolucionar la propia alopecia. Analizar también el área de la nuca es muy importante, ya que si se encuentra miniaturización en esa área, podría ser una clara señal del principio de una alopecia retrógrada, poniendo al paciente en riesgo de no ser un buen candidato para un posible trasplante.

 También hay que considerar que si alguien está afectado de alopecia retrógrada y aunque técnicamente el trasplante pudiera ser posible, en la práctica el paciente no tendría ningún efecto positivo ya que el cabello implantado también estaría sujeto a pérdida, anulando así el resultado del trasplante.

¿ QUÉ TÉCNICA DE EXTRACCIÓN CONVIENE MAS PARA UN PACIENTE CON ALOPECIA RETRÓGRADA? 

Ya que ahora sabemos cuáles son las características de la alopecia retrógrada, la forma en que afecta al cuero cabelludo y por tanto cuáles son las señales que la caracterizan y los posibles tratamientos, solo nos queda analizar cuál podría ser la mejor manera de intervenir pensando en un posible trasplante.

Quiero recibir más información

Ya que como sabemos el trasplante se compone esencialmente de dos partes;
1)  Extracción de las unidades foliculares,
2)  Implantación de estas unidades para cubrir las zonas calvas, ¿podríamos preguntarnos cuál es la mejor técnica para la extracción de las unidades foliculares: FUE o FUT/FUSS (tira)?

La técnica FUT, aunque cada vez se escucha menos, sigue siendo muy utilizada porque, sobre todo en personas muy jóvenes, es una excelente solución: piel extremadamente elástica, máximo número de unidades foliculares removibles de la porción cutánea extraída y, con las técnicas actuales de la cirugía plástica, la cicatriz es cada vez menos visible.

Como hemos dicho, la zona segura del área donante representa esa parte estrecha de la nuca donde los folículos suelen estar menos sujetos a AGA y, por tanto, la zona a la que, casi con total seguridad, nunca llegará la alopecia retrógrada. Por lo dicho anteriormente, la técnica FUT parecería la mejor técnica para extraer las unidades foliculares en pacientes que padecen alopecia retrógrada. Si la técnica FUE se usa única y exclusivamente en la zona segura, el riesgo sería tener un área sobre-extraída, que podría ser extremadamente visible y antiestética, una vez que el cabello ha vuelto a crecer.

CONCLUSIONES

En general, si tomas la decisión de  someterte a un trasplante de cabello, antes de contactar con una clínica, se recomienda contactar siempre con un experto (dermatólogo y/o tricólogo) para saber si padeces determinadas patologías y asesorarte de la mejor manera posible sobre las alternativas, ya sea en cuanto a tratamientos o en cuanto a implantes.
Este tipo de médicos pueden guiarte en la dirección correcta, evitando someterte a tratamientos caseros o rumores, porque cada persona es diferente y también lo son los tratamientos y las reacciones. Si se habla de la alopecia retrógrada esto es totalmente recomendable.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *